En ASCOOVIP, nos dedicamos a fortalecer y representar a las cooperativas de vigilancia y seguridad privada en Colombia. Nuestra misión es promover la excelencia en el sector y defender los intereses de nuestros miembros ante el Estado y la sociedad.

Detalles

Teléfono

(+57) 311 2041 419

Correo electrónico

ascoovip@yahoo.com

Dirección

Calle 19, Cl. 3a Sur #203 37 Tower B Office, Bogotá

La Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada como parte clave de su misionalidad, tiene el deber de salvaguardar la integridad del sector de la vigilancia y seguridad privada en Colombia, razón por la cual frente a los reportes de varias alertas sobre acciones ilegales de personas que se han hecho pasar por funcionarios, y ofrecen servicios en nombre de la Supervigilancia, lanzamos la campaña “OIGA, MIRE, VEA” para contrarrestar estas acciones violatorias de la ley y que atentan contra la labor, seguridad e incluso patrimonio de las empresas que trabajan en el sector y por ende de la ciudadanía con la que estas empresas trabajan. Hasta el momento, la Supervigilancia y sus mecanismos de investigación y control han logrado establecer dos formas de engaño hacia los vigilados: Por una parte, hay personas que se hacen pasar por funcionarios y estarían cobrando dineros ofreciendo falsas ayudas en los trámites. Otra de las formas de engaño, son llamadas a las empresas vigiladas, anunciando una supuesta inspección y ofreciendo evitarla a cambio de dinero, incluso se ha llegado a identificar que habría personal que está acudiendo a las sedes de las empresas de vigilancia y seguridad sin tener ningún tipo de relación con la Supervigilancia. En julio del presente año, la Supervigilancia, lanzó una alerta sobre esta situación, pues se conoció que se presentaron algunos casos de este tipo en la Costa Atlántica. Reiteramos ahora el llamado a empresas, departamentos y academias de seguridad para estar alerta y denunciar cualquier irregularidad o anomalía a través de los canales oficiales que han sido dispuestos. Les recordamos que La Supervigilancia tiene una serie de medidas y protocolos, además de estar plenamente identificados y acompañados por las autoridades de policía que son contactadas por medio de mecanismos internos de ambas instituciones. Al momento de proceder con las inspecciones, los funcionarios de la Supervigilancia cuentan con un Autocomisorio firmado por la superintendente delegada para el control, Lorena Quintero, y con sus respectivas Identificaciones, como el carnet de la entidad, gorra, chaleco o chaqueta con la nueva identidad gráfica de la Super y la cédula de cada funcionario. Además, en la mayoría de los casos, están acompañados por la Policía Nacional. Siempre los funcionarios de la Supervigilancia se identifican ante el representante legal de la empresa visitada y la empresa verifica la veracidad de la documentación a través de nuestros números de atención: conmutador: (+601) 307 8038 y línea gratuita: 01 8000 119703. La Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada informa al sector de la vigilancia y la seguridad privada, y a la ciudadanía en general, que todos los trámites ante la entidad son gratuitos y no se requiere de ningún tipo de intermediarios. Los canales oficiales para realizar estos procesos son: Call center: (+601)3078038 Línea gratuita: 018000119703 Chat: https://www.supervigilancia.gov.co/chat/chat (lunes a viernes de 8:00 a.m. a 5:00 p.m.) Punto Presencial: calle 24 A #59-42 torre 4 piso 3. Bogotá Correo Institucional: contactenos@supervigilancia.gov.co Frente a estas situaciones y teniendo en cuenta las acciones preventivas e informativas que estamos llevando a cabo, para la Supervigilancia es muy importante reiterar que todo el Sector de la Vigilancia y la Seguridad Privada y la ciudadanía en general tenga presente que las consecuencias de este tipo de acciones cobija varios aspectos como: https://www.supervigilancia.gov.co/publicaciones/10384/supervigilancia-lanza-campana-oigamirevea-para-prevenir-acciones-ilegales-que-perjudiquen-al-sector/

- Vulnerabilidad de la Seguridad: Quienes caen víctimas de estas estafas exponen información sensible y confidencial que podría comprometer la seguridad de sus empresas y clientes.

- Pérdidas Económicas: Además de los pagos ilícitos, las empresas afectadas pueden incurrir en costos adicionales para remediar los daños.

- Delito Grave: Suplantar la identidad y engañar de esta manera no sólo erosiona la confianza en la Superintendencia, sino que es un delito punible que puede resultar en sanciones severas para los perpetradores.

- Daño a la Reputación: Las empresas engañadas pueden sufrir daños a su imagen y credibilidad, dificultando su operación en el mercado.

Supervigilancia

- Content Writer